La estructura obscena del poder en la mira #México

6 de octubre de 2012.

Nicolás Maquiavelo

El Zenzontle

La cadena de imposiciones suma un primer eslabón en la transición-transacción entre los gobiernos federales

del PAN y el PRI: la reforma laboral. La iniciativa calderonista traslada la antorcha del capital global por
legalizar el trabajo esclavizado de los asalariados a las manos del encopetado gobierno priista.

Nada del maquillaje dado por los «debates» entre esos partidos y sus apóstoles curuleros ha podido cubrirlos
con la ilusión de representar intereses opuestos: la iniciativa viene de la misma caja de trampas de los abogados de la COPARMEX y del Consejo Coordinador Empresarial, pero en ella también cuentan los intereses patrimoniales del sindicalismo priista y sus clones «progresistas». Ni la decisión de debatir y negociar lo
innegociable de los diputados de la coalición «progresista» hace creer a alguien que en el Congreso luchan intereses antagónicos. Todo es una búsqueda de gobernabilidad ante el verdadero potencial de trabajadores lanzados a la esclavitud precaria.

Los trabajadores agredidos no son ni mártires ni criminales, son fuerzas dispersas de un descontento que vive más allá de las fábricas y los sindicatos. Ahora pueden sumarse, además, un ejército de precarios con empleo y contrato, otros precarios con empleo y subempleo temporal y sin prestaciones, y los sin trabajo que se acumulan a la pobreza. Su potencial de lucha es mayor que su organización y la conciencia de su fuerza.

El enemigo ha hecho visible toda su obscenidad

Las diferencias entre los partidos no despintan el color verde de los dólares del capital mundial, la oligarquía financiera y de las empresas exportadoras que sebenefician directamente con esta reforma al destruir la figura legal del trabajador colectivo y al echar abajo aún más la diferencia de salarios que nos acerca al precio que paga con sudor y sangre la clase obrera del la fábrica del mundo: China paga a 50 centavos de dólar la hora y en México casi un dólar o 2 si se hace un promedio en la industria, mientras en Estados Unidos es de 10 dólares y en Europa entre 6 y 12 dólares. Los capitales transnacionales quieren despojar de esos salarios a los sectores por encima de los promedios de pago empobrecidos. Esos capitales podrán venir a invertir pero no a crear empleos, al modo que lo hacen los banqueros que acompañan la imposición en México: vendrán a expropiar el sobretrabajo y el fondo de salarios cobrándose con las pensiones y los raquíticos ahorros de los asalariados formales y con el pago de servicios y salud que esperan reformar al «universalizar el pago de seguros» populares o particulares. Los megacomercios vendrán a cobrar a los endeudados por consumo a crédito, más lo que puedan sumar de horas de trabajo de toda la familia sin cobrar horas extras.

Esa estructura obscena de poder no está oculta: son los que iniciaron el subcontratismo (outsourcing) hace
casi 20 años en empresas ensambladoras de automóviles; son también empresas «nacionales» como Telmex que hace mucho robó materia de trabajo con empresas y contratistas abaratando la fuerza de trabajo en ese monopolio y en más empresas del que se dice filántropo, Carlos Slim. Ya no se ocultan como sombra misteriosa atrás de la palidez de los miembros de la corte, los abogados de los tribunales laborales, las policías políticas de gobernación. Todos esos mediadores llevan marcada en la frente el poder del dinero. Claro que los necesitan como siempre se ha necesitado también de la prensa, la tele y la radio vendidas. Claro que exigían que en la ley se ponga a salvo su voracidad de ganancias.

Los trabajadores ven un fantasma que aterroriza

Nuestro problema como comunidades y trabajadores en lucha es que, ante la ola mundial de recortes a los salarios y a los derechos colectivos laborales y sociales, nos  ontenemos en sólo ir a demandar, debatir y esperar que los diputados y senadores detengan lo peor de esas leyes.

Hay quienes se enfrascan en planes para marchar una y otra vez como en peregrinación a la basílica de las ilusiones fracasadas: el Congreso de la Unión. Pocos patrones y gobernantes de peso han sentido nuestra protesta y acción directa a la puerta de los edificios de sus cámaras patronales, de sus embajadas y de sus bancos, menos aún en sus casas de buena vida.

Toda acción indirecta ante el poder nos lleva apenas a las anécdotas inútiles: «quien tomó la tribuna, qué
diputado (de larga historia pro patronal y salinista como Orive) ahora traiciona sumándose a priistas. Cuántos
panistas y priístas están apenados (¿?) por imponer la reforma laboral». Se consuelan esperando y así les va.

Pero no son omnipotentes

La Convención Nacional contra la Imposición planeó acciones que apenas se perfilan, aunque en una correlación de fuerzas desfavorable para la negociación.

La movilización y las acciones directas y contundentes, requieren planearse y asumir que la decisión de luchar
es una carencia de las burocracias sindicales. Aún así es posible, incluso dentro del derecho constitucional, una larga serie de movilizaciones efectivas que rechacen activamente a las reformas y al poder cínico de los capitalistas hechos gobierno: marchas intempestivas como las de los obreros de Nissan preludian que habrá resistencia en el proceso de trabajo en las cadenas de producción y en los centros de trabajo del sector público como en la educación, la salud, el transporte y las comunicaciones. La posibilidad de que los precarios sin sindicatos efectivos salgan a calles y plazas, caminos y a puentes y bloqueen la circulación de mercancías, los supermercados y el fluir manso de la vida esclavizada o los centros de placer de los amos también es posible. Octubre y noviembre suman fechas al calendario transgresor de meros lamentos: el 2 de octubre combativo; el 8 junto a un SME para que no se rinda, el 12 de los pueblos originarios, el 20 de noviembre zapatista y magonista, el 1 de diciembre por hacer visible el camino de construir el poder del pueblo desde abajo y a la izquierda, en lugar del poder de los impuestos y los impostores. Hay un largo camino que se camina luchando

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: