La contrarreforma laboral y las grietas del sistema

29 de septiembre de 2012.

POR Iván Jaime Favela

Portada del libro Agrietar el capitalismo, de John Holloway

La reforma laboral la han ido imponiendo de facto, empezaron con todos los profesionistas (supuestamente los más concientes de este país, por lo menos con mayor escolaridad), miles como yo fuimos empleados de confianza, ganabamos bien, pero no tuvimos ninguna prestación en toda nuestra vida laboral, luego los funcionarios públicos y empleados de confianza burócratas. Pero las condiciones más leoninas y contrarias a la legislación laboral las han tenido los empleados de las tiendas de autoservicio y la seguridad privada, practicamente no tienen ninguna prestación y están sometidos a largas jornadas de trabajo sin pago de horas extras. El asalto total a la ley se consumó con las empresas de Outsoursing dónde el artículo 123 queda borrado de facto para millones de trabajadores. ¿Pasa en México por qué somos unos borregos? En realidad no, sucede en todo el mundo, sobre todo en los países desarrollados. Ford Motors ofreció 3 mil empleos en EEUU y se presentaron 100 mil solicitantes, los sueldos de los más capacitados que contrató, cayeron estrepitosamente (ley de la oferta y la demanda).
Requerimos hacer análisis más profundos del sistema mundo, de otra manera sufriremos un gran desgaste al luchar en contra de reformas usando argumentos que en el pasado no lograron revertir cambios aplicados de facto, dificilmente cambios en la ley. Los pueblos tienen lo que merecen, ¿alguna vez te has enterado de una lucha por mejores condiciones de trabajo de los empleados de las tiendas de autoservicio? ¿Por qué ningún paladín del movimiento obrero ha intentado organizar un sindicato en Walmart, Soriana, Comercial Mexicana, Chedraui, Sears o Liverpool? La violación a los derechos laborales de estos mexicanos es una herida para la sociedad toda.
Al sindicalismo mexicano le paso lo que a los partidos políticos, se volvió un cochinero, pocos sindicalistas de hoy día, pueden presentarse en público sin causar asco. Cierto que eso es lo que tenemos y no otra cosa, pero podemos entretenernos luchando por cosas que no tenemos la más remota oportunidad de cambiar, mientras que por falta de un análisis serio de todas y cada una de las contradicciones presentes en la sociedad en referencia a la ley laboral y, como en la anécdota de los que golpeaban la roca con un mazo de 7 libras y gran barrena, arrancando astillas o bien con un mazo de una libra y un pequeño cincel golpear la grieta de la roca y destruirla sin mayor esfuerzo.
Muchos artículos que recibo por Internet de todos los temas, son un lamento interminable, no hay propuestas de acción o por lo menos de cambio de punto de vista para el análisis. ¿Esto tiene que cambiar si queremos cambiar los resultados obtenidos hasta ahora? O seguiremos quejandonos eternamente y exigiendo que los contrarios de buena voluntad atiendan nuestras demandas, aunque no les convengan a ellos (eso es la utopía de la utopía).
¿Qué propongo? Buscar las grietas del sistema e incidir sobre ellas para romper la solidez y homogeneidad de su comportamiento. Ningún sistema es 100% homogeneo (lineal), el mismo acero en las pruebas de resistencia se rompe en los lugares donde las moléculas no lograron la homogeneidad del resto y esto es una verdad para el resto de los materiales que componen la naturaleza, ¿por qué el sistema social imperante tendria que ser homogeneo? El injusto sistema omecafi (oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional) que ha puesto al 99% de la población del mundo y los sistemas naturales que sostienen la vida al borde de la extinción (con con los omecafi incluídos) no es sólido y homogeneo, está lleno de grietas. La humanidad (el 99%) tenemos que incidir en esas grietas impulsando la solidaridad de los seres humanos de todos los países: atender la contradicción particular y la universal al mismo tiempo.
¿Qué va pasar si los mafiosos se salen con la suya con la modificación a la ley laboral? Lo más seguro que nada, porque de facto ya están aplicadas todas las medidas que deprecian las condiciones laborales y, durante años, no hemos hecho nada.
Esto no significa que ahora no podamos hacer nada, pero hacer algo pasa por trabajar con todos los empleados de confianza que hoy no tienen ninguna prestación de la ley laboral y convencerlos de que tomen el destino en sus manos.
¡Todavía no veo que alguien este proponiendo esto! Seguimos proponiendo que una minoría de modernos Robin Hood, robemos para beneficio de los pobres. CON EL PUEBLO TODO, SIN EL PUEBLO NADA.
TODOS LOS SERES HUMANOS TENEMOS LO QUE MERECEMOS, POR MÁS QUE SINTAMOS QUE MERECEMOS MÁS.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: