El proceso de fascistización en México

Dr. Sergio Quiroz Miranda

“…Pero ¿Hay muchos fascistas en tu país?-
Hay muchos que no saben que lo son;
Pero se darán cuenta de ello cuando llegue el momento.
-Pero; ¿no los podéis destruir antes de que se rebelen?-
No- repuso Roberto Jordán- no los podemos destruir; pero podemos educar al pueblo,
de manera que le tema al fascismo; y lo reconozca y combata en cuanto aparezca….”

Por Quién Doblan las Campanas
Ernest Hemingway.

Introducción.

La ofensiva del capital contra los trabajadores se ha intensificado en los últimos dos sexenios; el gobierno títere de Calderón quien empezó con la expropiación de las pensiones de los  trabajadores vía la Ley del ISSSTE tiene la tarea que le ha signado el gran capital de someter la resistencia de los trabajadores y dar castigos ejemplares sembrando el miedo en la clase obrera; solo así se puede entender la brutal ofensiva contra  los trabajadores organizados en el Sindicato Mexicano de Electricistas. Este hecho ha puesto sobre la mesa el análisis sobre el carácter terrorista del capital y de sus representantes como es el caso de Calderón, Lozano, Casterns y Compañía.

La etapa de los gobiernos dictatoriales  en America Latina parecía superada por la restitución de los regimenes de democracia burguesa tradicional, cuando apoyado por los halcones de los Estados Unidos aparece el fantasma del gorilato en Honduras, se  firma  un convenio   para establecer siete bases militares en Colombia mancillando la soberanía de ese país y se mantiene el criminal bloqueo contra Cuba; todas ellas expresiones de que el imperialismo norteamericano no ha cambiado su política de dominación, saqueo y violencia sobre nuestros pueblos.

En lo relativo a México  la presencia del imperialismo se da por la vía del propio gobierno mexicano el que actúa como un simple agente de los intereses imperialistas; porque nuestro país es hoy una nación cuyo gobierno está sometido y absolutamente a su servicio. De la dominación y dependencia  económica hemos pasado a una subordinación política del gobierno, lo cual es un proceso que se inició hace casi 30 años con el abandono del nacionalismo revolucionario para abrir paso al neoliberalismo, subordinación que ha ido profundizándose hasta convertirse en lo que hoy es: Una vergonzosa sumisión del Gobierno Mexicano a los Estados Unidos.

Nos parece útil examinar, aun cuando sea a manera de hipótesis,  las razones del retroceso de las democracias burguesas y la profundización  de  la política neocolonial  del imperialismo norteamericano sobre América Latina y su impacto en la vida nacional y una de las líneas de investigación sobre este tema tiene que ver con  la crisis mundial del sistema capitalista de la cual aún no salimos.

De esta premisa se desprende también el establecimiento de una serie de medidas de endurecimiento del régimen hacia el pueblo y sus fuerzas representativas  que conforman todo un proceso de fascistización orientado a construir desde ahora el escenario de la imposición violenta de medidas de política económica que les facilite el camino para   profundizar la explotación de la clase trabajadora y seguir aplicando medidas contra  nuestra soberanía; a sabiendas que el carácter antiimperialista del pueblo mexicano  lo llevará a luchar y resistir la dominación. La solución a la crisis del capitalismo solo ofrece dos posibilidades: la salida capitalista que no es otra que el fascismo y la salida anticapitalista, democrática y popular.

Las fuerzas democráticas particularmente la izquierda socialista, no pueden cometer el error de subestimar estos planes ya en marcha de establecer regimenes de facto en nuestras naciones particularmente en México; este ensayo tiene el propósito de aportar elementos para la reflexión y discusión sobre el tema.

Parte I

LA SALIDA CAPITALISTA A LA CRISIS CONDUCE INEVITABLEMENTE AL  FASCISMO.

1.1. El entorno: Capitalismo salvaje

La crisis del sistema capitalista que explotó por la vía del sector financiero-hipotecario de los Estados Unidos y Europa en septiembre de 2008 y de la cual aún se siente su impacto recesivo y social en el mundo,  tiene su base en lo que Marx denominó la tendencia a la baja de la tasa de ganancia. Esta es  una ley económica de tendencia  probada en el desarrollo del capitalismo y consiste básicamente en la necesidad del capital de mantener in crescendo su interés por la obtención de la máxima utilidad.

En ese interés las corporaciones luchan por dominar y controlar el mercado de los bienes y servicios que producen y para lograrlo deben eliminar a los competidores haciendo sus productos cada vez más competitivos en precio y calidad  y en ese objetivo deben invertir cada vez más en innovación tecnológica, en máquinas y herramientas más modernas y por ende más productivas, de forma que si logra poner en el mercado productos de mejor calidad al mismo precio o incluso más bajo que sus competidores logrará obtener más ventas y una mayor ganancia;  a la vez expandirse y dominar el mercado. Este es un proceso normal y perpetuo  del capitalismo  que reclama cada vez más inversión en ciencia y tecnología, y en general  en innovación tecnológica y productiva.

El resultado final es que el costo de producción se reduce, se incrementa la productividad; pero la inversión necesaria para lograrlo es cada vez más alta. Aumenta la ganancia por cada artículo producido, pero el costo de lograrlo es cada vez más alto dada la necesidad de incrementar la inversión en innovación tecnológica. Este proceso es incontrolable y lleva a las empresas a producir cada vez más mercancías, se inunda el mercado de tales mercancías  hasta que el mercado es incapaz de absorberlas, entonces sobreviene la crisis.

Al respecto Marx precisa que el capital se compone de dos partes: Por un parte el capital fijo o constante que lo forman todas las inversiones en infraestructura, maquinaria, herramientas, tecnología, innovaciones tecnológicas. Y por otra parte el llamado capital variable compuesto solo por la fuerza de trabajo; Marx explica también que la multiplicación del capital es obra de la explotación del trabajo asalariado, de manera que es el capital variable el único que es capaz de producir riqueza. Se da entonces una contradicción irresoluble en el capitalismo: Aumenta la ganancia relativa (por cada artículo producido); pero tiende a bajar la ganancia absoluta; porque a  la larga crece más rápidamente el capital fijo que el capital variable. Las consecuencias sobre los trabajadores se traducen en una intensificación de los procesos de explotación.

La tendencia a la baja de la tasa de ganancia mundial se puede advertir en la siguiente tabla de resultados por décadas:

INDICADOR: VALOR AÑADIDO BRUTO(VAB)

PERIODO                                                                           CRECIMIENTO

de 1953 a1970                                                             3.5 %

Década de los 70                                                             2.4 %

Década de los 80                                                             1.4 %

Década de los 90                                                             1.1. %

CRECIMIENTO GLOBAL DE LA ECONOMIA

INDICADOR; PRODUCTO INTERNO BRUTO MUNDIAL

PERIODO                                                                 CRECIMIENTO

1950 – 1973 (23 años)                                     4.9%

1974-1979                                                                                                  3.4 %

1980- 1990                                                                                                3.3.%

19990- 2000-                                                    2.3 %

Este es el origen esencial de las crisis cíclicas y sistémicas del capitalismo como la que estalló en 2008. Por ello las crisis no son circunstanciales sino procesos inherentes al propio sistema capitalista. La tendencia a la baja de la tasa de ganancia es una ley que se ha cumplido puntualmente y que conduce cada vez más a la necesidad incrementar la explotación de los trabajadores  profundizando a la vez el carácter inhumano del capitalismo.

A  esta etapa que vivimos  algunos la denominan del capitalismo salvaje y despiadado; los calificativos son correctos pero no implican la posibilidad de que exista otro tipo de capitalismo porque en cierta fase de su desarrollo ello es inevitable. A esa etapa  de la incontrolabilidad  destructiva del  capital ( Mezzaros) hemos llegado ya en este siglo XXI. Esta situación nos evidencia que no hay terceras vías que hagan rescatable al sistema capitalista; pero más aún: la disyuntiva es por una parte la barbarie económica, política y social  si seguimos en la vía capitalista; o la construcción de un sistema alternativo al capitalismo.

En consecuencia no debemos manejar ilusiones; no podemos seguir pensando que la construcción de una nueva forma de vida para los mexicanos se podrá hacer en los marcos del actual sistema capitalista; pero no solo eso: Si no construimos otro tipo de proyecto desde ahora; entonces  sufriremos las consecuencias del incremento del carácter salvaje y bárbaro del capitalismo en todas sus formas entre ellas el fascismo.

Parte II

Qué es el Fascismo

2.1. Que es el fascismo.

De acuerdo con Nicos Poulantzas el fascismo no es más que una forma particular de régimen de la forma de estado capitalista de excepción; Poulantzas considera que hay otras formas de estado capitalista de excepción, una de ellas es el estado bonapartista el cual implica una situación  de equilibrio  en la que el Estado asume una supuesta neutralidad y se ubica en una falsa posición por encima de la lucha de clases; otras formas del estado capitalista de excepción son las dictaduras militares como las que se establecieron en América Latina en la posguerra. Es importante precisar que el fascismo se ubica en la fase imperialista del capitalismo.

El fascismo se establece como la solución capitalista a la crisis, sostiene Jorge Dimitrov; dicho de manera textual: “….la solución capitalista de la crisis conduce de manera inevitable a la dictadura militar o fascista con todas las incalculables  repercusiones internas para el pueblo y el país, y peligros exteriores para  su libertad e independencia y para la paz…” (Dimitrov, 1976:18).

Lombardo Toledano sostiene que el fascismo es una nueva forma  política del imperialismo:

“…Cuando el imperialismo como fuerza de dominación hacia el exterior, se  encuentra sin posibilidad de lograr sus objetivos por medios tradicionales, para alcanzarlos sin oposición legal, prohíbe la libre concurrencia, no solo en el terreno económico, ya liquidada por la aparición de los monopolios, sino en otros aspectos de la vida social. Nulifica la libre concurrencia en el campo político, que equivale a decir, las libertades individuales y sociales. Niega las garantías que constituyen la base de la democracia burguesa. Rechaza todas las formas de iniciativa  y de las luchas individuales y de las diferentes clases de la sociedad. El fascismo se puede definir en consecuencia como la dictadura terrorista de los elementos más reaccionarios del capital financiero…” (Lombardo, 1960: 38).

El fascismo en cualquiera de sus denominaciones (fascismo, nazismo o falangismo) es profunda y radicalmente anticomunista, de igual manera profundamente racista y antisemita; enemigo del liberalismo y de la democracia incluyendo la democracia burguesa tradicional y sus partidos políticos. Su modelo político ideal es un estado monárquico autoritario, basado en la vigilancia,  el orden y el terror: una dictadura que funciona en base a las corporaciones con un breve grupo elitista  de  control y mando, cuyos miembros son los únicos que pueden acceder al poder.

2.2.  El fascismo como fenómeno económico.

El fascismo es en primer lugar un fenómeno  muy vinculado a los procesos económicos, podemos decir incluso que el fascismo es un fenómeno económico; porque aparece en una cierta etapa de maduración del capitalismo monopolista de estado el cual a su vez es un rasgo característico de la etapa imperialista del capitalismo. Lo que sucede es que  el  capitalismo ha llegado a su fase superior que es la fase de imperialismo cuando se da la fusión entre el capital bancario y el capital industrial creando los grandes grupos financieros  que controlan multiplicidad de empresas de diversas ramas de producción y servicios bajo una sola firma; pero eso no reduce las contradicciones propias del capitalismo sino al contrario, pues al concentrarse aun mas la riqueza estas contradicciones se agudizan.

Con la formación del capital financiero se acumula en su seno un gran poderío económico y político; el  capital financiero tiene una fuerza que no conocían el resto de las expresiones del capital como el bancario o el industrial: “…el capital financiero es una fuerza tan poderosa, tan decisiva, podría decirse, en todas las relaciones internacionales que es capaz de someter y somete efectivamente incluso a estados que gozan de una completa independencia política…” (Lenin)

El fascismo surge como una necesidad del capital de resolver, vía intensificación de la explotación de la clase trabajadora sus necesidades de reproducción; de esta forma se acelera el proceso de fascistización  en las etapas de crisis generalizada del propio sistema capitalista; porque  en estas etapas en las que la tendencia a la baja de la tasa de ganancia ha hecho explotar la crisis, es cuando el capital tiene mayor necesidad de intensificar esa explotación. Para lograrlo debe aplicar violencia extrema contra los trabajadores que se resistan. El fascismo es la plena ofensiva abierta del capital contra los trabajadores y las clases que no se sometan a su dictado. El fascismo es la dictadura  del capital financiero. El capital financiero necesita descargar todo el peso de la crisis sobre sus espaldas; para eso necesita del fascismo.

Quienes llevaron a Hitler al poder no fueron otros que los carteles de la industria pesada y del capital financiero de esa nación que recurrieron  al fascismo después de la crisis económica que se inició a partir  de 1930 y que arrojó a más de 6 millones de alemanes al desempleo. La salida capitalista a la crisis  económica en Alemania fue indudablemente el fascismo. Entonces el ascenso del Hitler al poder no es solo un resultado del caudillismo de un demagogo experto en  pronunciar discursos candentes y exaltar los sentimientos de las grandes masas desposeídas, así como de las clases medias golpeadas por la crisis; sino resultado del desarrollo del capitalismo en su etapa imperialista.

2. 3. El fascismo como ideología de la ultraderecha.

Pero el fascismo no solo es un fenómeno económico, sino también un fenómeno político-ideológico,  de odio y venganza contra los trabajadores orientada a pisotear impunemente sus derechos. Es una nueva forma política del imperialismo basada en el terrorismo contra los trabajadores pero también contra todas las fuerzas y clases que no compartan su estrategia.

Si el objetivo  del capital financiero es obtener el máximo de ganancia , el fascismo no repara en suprimir todas las libertades obtenidas cuando la burguesía tradicional ocupaba el poder y que le permitan lograr su objetivo a toda costa; es así como el fascismo poco a poco  suprime todas esas libertades: suprime la libertad de empresa, ya de por si casi desparecida por la acción de los monopolios, elimina la libertad de prensa, la libertad de creencias, la libertad de tránsito y lo hace implantando un régimen político de terror, de miedo, para lo cual utiliza todos los medios a su alcance.

Es por ello que el fascismo no golpea y persigue solo a los líderes revolucionarios y  a los sindicalistas;  el fascismo considera también sus enemigos a muerte a todos los demócratas, a los pequeños y medianos comerciantes que  se resisten a aceptar su dictadura. Establece entonces una nueva forma de organización política basada en el control total de la situación social,  económica y política.

Siendo una expresión del fracaso del capitalismo en su etapa imperialista para enfrentar las crisis recurrentes del sistema, el fascismo es resultado también de la descomposición y corrupción al seno del sistema capitalista; por ello  utiliza sin miramiento moral alguno la mentira, la diatriba, el golpe bajo y la utilización persistente de la demagogia para engañar y lograr consensos a favor de su política en las grandes masas de la población.  El fascismo utiliza el descontento de las grandes masas por su precaria situación como consecuencia de la crisis lanzando consignas seductoras y usando un lenguaje violento. En eso consiste el carácter corrupto y demagogo del fascismo.

La ideología del fascismo se nutre del desprecio a la clase trabajadora manual e intelectual y en las doctrinas que sustentan la existencia de clases superiores; la ideología del fascismo es la tesis de la colaboración de clases y  el anticomunismo porque sabe muy bien que el marxismo se sustenta la necesidad de que la clase asuma el poder político  para establecer una sociedad sin explotados ni explotadores.

Su ideología aprovecha muy bien las tesis anticomunistas del alto clero político, y establece alianzas estratégicas para legitimarse como doctrina de las clases que se consideran elitistas.

2.4. El Fascismo y el Movimiento sindical.

La estrategia del fascismo es liquidar a todos los sindicatos obreristas y revolucionarios; para ello  estimula y provoca la división del movimiento obrero independiente; el fascismo es el más feroz enemigo de la unidad sindical; crea sus propios sindicatos afines y consecuentemente blancos; su objetivo es debilitar al movimiento sindical para luego eliminarlo y si es necesario encarcelar a sus líderes o asesinarlos. Para el fascismo es de primera importancia impedir que se conformen alianzas o confederaciones nacionales de los sindicatos independientes.

En consecuencia el peligro para el proletariado  y para el movimiento sindical independiente es permanente una vez que se han dado las condiciones económicas, esto es , que el capital financiero ha tomado el control de la economía de una nación; porque para el fascismo la dominación y subordinación de los sindicatos es una necesidad de vida o muerte; sin sindicatos corporativizados, que se plieguen a sus dictados el capital financiero no podría garantizar la obtención de la máxima tasa de ganancia.

Parte III

El FASCISMO NO LLEGA DE GOLPE; SINO QUE SE VA CONFORMANDO  A TRAVES DE UN PROCESO

De acuerdo con lo planteado por Manulisky “…el fascismo crece de manera orgánica de la democracia burguesa; el proceso de paso de la dictadura burguesa a las formas abiertas de represión constituye la esencia de la democracia burguesa…” ; esto significa que el “…paso de la democracia burguesa al fascismo es un proceso orgánico que se desarrolla sin acontecimientos particularmente sorprendentes  y explosivo sin punto culminante notable , pero que puede realizarse de una manera gradual y sobre la vía fria…”(Manulisky,1931). Esta cita de uno de los hombres que  no solo estudiaron sino que sufrieron en carne propia los efectos del fascismo es de suma importancia porque revela una cruda realidad: Entre el fascismo y la democracia burguesa no existe mas que una diferencia de grado.

Dicho de otra manera el fascismo anida en la democracia burguesa; por lo que no hay que esperar un estallido violento o un decreto en el que la oligarquía decide establecer la dictadura fascista, sino que se va construyendo precisamente cuando la clase en el poder adopta paulatinamente una serie de medidas de endurecimiento que constituyen toda una ofensiva contra los trabajadores.El proceso de fascistización de acuerdo con lo analizado por Poulantzas tiene tres grandes etapas: a) La etapa o  periodo desde los comienzos del fascismo hasta su punto de no retorno; b) La etapa que va del punto de no retorno al ascenso pleno del fascismo en el poder; c) El primer periodo del fascismo en el poder y d) El periodo de estabilización del fascismo.

Ahora bien, el proceso de fascistización corresponde a una etapa de agudización de las contradicciones de las fracciones y grupos de la clase en el poder; también a una etapa en la que la lucha política e ideológica  contra las masas trabajadores ocupa un lugar predominante, incluso por encima de la lucha económica. Es un proceso de abierta y descarada lucha ideológica de clase contra los trabajadores en la que la propaganda y los medios de comunicación ocupan un lugar prioritario. Otro de los rasgos del proceso de fascistación es una perdida de confianza y legitimación de los partidos políticos la que se manifiesta en una ruptura representantes y representados; hay previo al ascenso del fascismo una crisis de representatividad de los partidos.

Esa crisis se manifiesta también en los partidos de izquierda como expresión de un panorama de división y fragmentación de la izquierda. Surgen entonces en el proceso de fascistización grupos soterrados paralelos a los partidos políticos que cumplen la tarea de la relación representantes representados, son redes paralelas ocultas sostiene Poulantzas, que hacen de correas de transmisión entre el poder y los diferentes sectores de la clase dominante. Esos grupos realizan además tareas ideológicas, ejercen poder en diversos estratos y van desde grupos de presión hasta milicias privadas.

Estos grupos adquieren tal poder que llegan a sustituir al poder formal conviertiendo el poder real en una especie de maniquí o títere que solo ejerce funciones formales dado que el poder real es ejercido por los grupos paralelos. Se asiste, dice Poulantzas, a la existencia de un doble poder.

Parte IV

El Proceso de Fascistización en México.

4.1. Precisando el proceso de fascistización.

Hemos examinado las características principales del fascismo  como la dictadura del capital financiero y como la necesaria salida capitalista a la crisis sistémica; también hemos precisado lo que es y significa el proceso de fascistización . Hemos dejado claro que el advenimiento del fascismo  no requiere de una irrupción violenta pero que se da en una coyuntura en la que se van dando ciertas condiciones.

Ahora corresponde hacer una analogía para definir cuáles son los elementos que se están dando en México y que formarían parte de un esquema general de fascistización que se presentaron previo al advenimiento del fascismo  en la historia del fascismo en Italia, en Alemania y en España, en un resumen apretado serían los siguientes:

Conformación del capital financiero y predominio de estos grupos monopólicos en la dirección de la política general del gobierno.
Crisis económica, crisis ideológica y política, ruptura de la relación representantes representados.
Estado de descomposición y corrupción generalizada del ejercicio del poder.
Surgimiento de grupos oficiosos y de presión de la ultraderecha que sustituyen muchas de las funciones del poder formal.
Endurecimiento de la política contra los trabajadores.
Acciones cargadas de violencia y odio contra los trabajadores.
Intensa campaña ideológica basada en posturas demagógicas y falsas para convencer a las grandes masas de la población.
Uso del engaño, la diatriba y las calumnias contra el adversario.
Ataque  directo a los sindicatos no sometidos a la política dictada por el capital financiero.
Creación de sindicatos blancos afines.
Promoción y estímulo a la fragmentación y división sindical;
Profusamente se difunde la tesis de la colaboración de clases y se condena la lucha de clases.
Crisis política y fragmentación y división de la izquierda.
Pérdida de legitimidad de los partidos socialdemócratas.
 Acciones para sembrar el terrorismo en los dirigentes sociales como la represión violenta a las manifestaciones, encarcelamiento y tortura física y psicológica de los detenidos, como medidas de escarmiento.

Cabe entonces preguntarnos ¿cuáles de estos elementos están de alguna manera presentes en la vida política nacional?

Es entonces necesario preguntarnos si México ha llegado a la etapa de predominio del capital financiero; si hay una crisis  representantes representados en el país, si existen contradicciones graves y profundas al seno de los grupos que detentan el poder; si acaso hemos entrado a una etapa de endurecimiento y violencia contra los trabajadores; si el régimen ha iniciado una ofensiva contra los sindicatos libres y de protección a los sindicatos corporativos, si el régimen utiliza consetudinariamente la mentira, el denuesto y la campaña calumniosa para destruir a los dirigentes que considera enemigos; si se han formado grupos paralelos que ejercen funciones de estado ocupando el poder real del régimen; si está en marcha una intensa campaña ideológica para sembrar el odio contra los trabajadores.

Si todos o algunos de estos elementos están presentes en la vida nacional podemos entonces afirmar que estamos en pleno proceso de fascistización y la estrategia probada como exitosa para enfrentarlo no puede ser otra que la unidad. La unidad en primer lugar de la izquierda, y de todos  los trabajadores; la unidad para conformar un gran frente amplio del trabajo que se de a la tarea de enfrentar de manera directa la campaña ideológica y política, desenmascarando el proceso de fascistización; “…El impedir la victoria el fascismo depende ante todo de la actitud combatiente de la propia clase obrera, de la cohesión de fuerzas de un ejército combatiente que luche unido contra la ofensiva del capital…” (Dimitrov, op. Cit: 63).

Uno de los más graves errores ocurridos con el ascenso del fascismo al poder fue la subestimación que la izquierda hizo de ese proceso. Al respecto dimitrov se pregunta:

“… ¿Era inevitable la victoria del fascismo en Alemania? No, la clase obrera alemana pudo haberla impedido. Pero para ello, tenía que haber conseguido establecer el Frente  Único proletario antifascista, y obligar a los jefes e la socialdemocracia a poner fin a su cruzada contra los comunistas…” (Dimitrov,op.cit: 59)

4.2. Elementos que evidencian el proceso de fascistizacion en mexico.

4.2.1.   El capital financiero y la Oligarquía en México.

Al concluir la privatización de los Bancos en la década de los 90, se formaron poderosos grupos financieros que controlaron el 100 %de la banca comercial; el 98 % del mercado bursátil, el 85 % de las arrendadoras, el 79 % del factoraje, 50 % del mercado de seguros y 48 % del mercado de inversión.[1]; estos números han cambiado en el 2009 favoreciendo aun más la concentración del recursos y poder en manos del capital financiero.

El  Fobaproa establecido por el gobierno de Zedillo a un costo de 700 mil millones de pesos ha significado una sangría permanente que todos los días y a todas horas saquea los bolsillo del pueblo mexicano convirtiendo a la banca mexicana en una entidad parasitaria[2] que representa un gran peso el cual recae  básicamente sobre los hombros del pueblo trabajador. Por si eso fuera poco la Banca en México que fue rehabilitada con más de 450 mil millones de recursos públicos ha pasado a manos extranjeras casi en su totalidad, de manera que ahora los mexicanos pagamos   miles de  millones  al años por concepto de servicio de la deuda de Fobaproa para acrecentar la fortuna de la banca extranjera.

Lo más grave es que los bancos extranjerizados controlan también totalmente el sistema de pagos en México, casi el 90 % de la actividad bancaria se concentra en BBVA Bancomer, Banamex  city Group; Santander
Serfin; Scotiabank Inverlat; y Bital HSBC.

Por otra parte en nuestro país la política económica neoliberal, particularmente la privatización de las empresas públicas ha favorecido una altísima concentración del ingreso de manera que se ha formado un grupo breve de monopolios que concentran la mayor parte de la  producción, los servicios y la  riqueza. Su poderío es tal que han logrado imponer la política económica del país para ponerla a su servicio. Se han apoderado del sector financiero del país; son  la aristocracia financiera y el verdadero poder en México. Por ejemplo el grupo financiero Inbursa fue adquirido por el Grupo industrial Carso, propiedad de Carlos Slim el cual se integra con el Grupo Carso, el Grupo Sanborns, el Grupo Global Telecom y varias decenas de grandes empresas comerciales, industriales, mineras, de telecomunicaciones, etc.

Otro caso emblemático dela fusión del capital bancario y el capital industrial es el Grupo Visa controlado ahora  por el grupo financiero Bancomer integrado por siete subsidiarias: Bancomer S.A.; Casa de Bolsa Bancomer S.A. de C.V., Arrendadora Bancomer; Arrendadora Monterrey S.A.; Casa de Cambio bancomer y Factor de capital S.A. de C.V.

Por su parte el Grupo industrial Vitro adquirió Banca Serfin y con ello pasó a conformar el Grupo Financiero Serfín integrado por cinco subsidiarias: banca Serfín, Operadora Casa de Bolsa; Factoring OBSA; Arrendadora OBSA, Almacenadota OBSA; Banca serfín como sabemos fue adquirida por Banca Santander, por lo que este grupo financiero al igual que el resto son controlados por el capital monopólico internacional.

La revista Forbes en 2007 publicó la lista de 10 de las personas más ricas de México cuya fortuna superaba los mil millones de dólares  entre ellas figuran: Carlos Slim con 49 mill millones; Bailleres (Grupo Bal, Peñoles, Palacio de Hierro) con cinco mil; Azcárraga (Televisa con 2.1; Aramburuzabala con 2.1; Roberto hernández con 2; Además otros con ingresos superiores a 1.5. mil millones de pesos como Salinas Pliego ( TV Azteca, Electra),Lorenzo Zambrano (Cemex) Jerónimo Arango, Isaac Saba, Alfredo Harp Helú,  Jorge Vergara ( Omnilife y Chivas), Alejandro Ramírez (Cinepolis) , Lorenzo Servitje, Olegario Vasquez Raña ( grandes hoteles y hospitales), Roberto González Barrera ( Gruma) y otros.

El capital financiero en México se ha convertido en el principal detentador del poder económico y político; es el breve grupo de capitalistas que dictan la política nacional para favorecer la reproducción de sus capitales: Solo como una muestra preguntémonos a que se debe que en el sexenio de Fox les fueron devueltos 680 mil millones de pesos en impuestos al punto de que durante esos seis años algunas de las grandes empresas como Wall Mart pagaron menos de cien pesos por concepto de impuestos. Cantidad que sería suficiente para construir nueve  refinarías a los costos actuales.

Pero el gobierno de Calderón no hace la diferencia en esta demostración del poder del capital financiero; sus cifras delatan como la política fiscal está al servicio del gran capital: Utilizando el llamado  régimen de consolidación fiscal que se contempla en la ley  alrededor de 400 grandes grupos empresariales que tuvieron un ingreso de 4 mil millones 960 mil millones de pesos solo pagaran el 1.7 % del ISR     en tanto que el resto de los mexicanos pagamos el 28 %. Si estos capitalistas hubieran pagado no el 28 % sino siquiera el 5 % se hubieran recaudado 250 mil millones de pesos, en lugar del los 85 mil que se recaudaron. El gobierno y los diputados del PRI, PAN, y sus partidos paleros finalmente decidieron que fuese el pueblo el que pagara el resultado de ese boquete fiscal.

Más aún, se ha denunciado públicamente que durante el gobierno de Calderón se han acumulado 453 mil millones de pesos en créditos fiscales a los grandes empresarios del país. Lo que es lo mismo que deuda o dicho más claramente no han pagado esa cantidad porque el gobierno no les cobra. Esa cantidad equivale a diez veces el subsidio que se daba a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro el cual era según afirma Calderón de 43 mil millones de pesos. Entre los beneficiarios de esos créditos que adeudan al gobierno están Carlos Slim con 70 millones de pesos; Cemex de Lorenzo Zambrano con 38 mmp; Grupo México (Pasta de conchos, Cananea) de Germán Larrea con 11 mmp; Grupo Modelo de la señora Aramuruzavala con 8 mmp; Coca Cola con 2.5 mmp; Bachoco del ex gobernador de Sonora con mil 800 mp; televisa con 2 mil 284 mp; TV Azteca con 254 mp; Peñoles  y Palacio de Hierro de Alberto Bailleres con 6 mil millones de pesos; ICA adeuda 2.5 mmp; Wall Mart con 5 mil millones de pesos; Soriana con 7 mmp; Altos Hornos con 6 mmp; Kimberly Clark de Claudio x. González con mil 869 mp; Bimbo de la familia Servitje con mil 848 mp; Alfa de Monterrey 3.8 mmp; y una tira de decenas de consorcios que se aprovechan de su poderío económico para dictar  las medidas de   económica y fiscal al gobierno pelele de calderón, que para eso lo impusieron a través del fraude.

En resumen, es incuestionable que en México el capital financiero está determinando cada vez más las decisiones de política económica y en todos los ámbitos del poder público.

4.2.2.    Antecedentes del fascismo en México.

La presencia de grupos fascistas en México no es cosa nueva; lo que si es nuevo es el gran poder que han adquirido con la llegada del PAN a la presidencia de la República, al seno del poder público federal y de las entidades federativas.

Los grupos fascistas en México tienen sus antecedentes en la época de la consolidación del nazismo en la Alemania de Hitler; está ampliamente documentada la presencia de una estrecha relación de los emisarios del Fhurer con personajes que en México participaron en la vida empresarial, religiosa, cultural  y política. El más reciente estudio sobre la presencia del nazismo en México lo ha publicado el periodista Juan Alberto Cedillo en un libro titulado “Los Nazis en México”; pero un estudio más profundo y documentado lo publicó el Dr. Vicente Lombardo Toledano en  1960 titulado “El Neonazismo sus Características y Peligros” editado por la UNAM.

Es conocida la estrecha relación que el nazismo tuvo en los años treinta con el movimiento sinarquista que encabezaba Salvador Abascal, (padre del ex secretario de gobernación Salvador Abascal en el gobierno de Fox)  representante de ese grupo:

“ .. La relación  entre el Tercer Reich y los sinarquistas mexicanos se profundizó con la alianza entre Francisco Franco y Adolfo Hitler. La falange española organización fascista ibérica que operaba en el Disitrito Federal desde hacia varios años asesoraba, entrenaba y financiaba a la Unión Nacional Sinarquista…” ( Juan Albertyo Cedillo, 2007, p.68).

Es también parte de la historia la relación de los nazis  con el General Saturnino Cedillo y el ex gobernador de Sonora Román Yocupicio,  quienes protagonizaron  un levantamiento armado contra el gobierno del general Lázaro Cárdenas del Río en mayo de 1938.  Se sabe también del grupo paramilitar organizado por el general Nicolás Rodríguez líder de los llamados Camisas Doradas, agrupación fascista cuyo objetivo según el discurso de sus lideres era por el exterminio de los 30 mil judíos que había en México, así como contra otras razas como Chinos y toda clase de “extranjeros indeseables” ..

Otro personaje ligado estrechamente a los nazis es incuestionablemente  el general Juan Andrew Almazán ex secretario de comunicaciones en el gobierno de Pascual Ortiz Rubio quien participó también en la asonada encabezada por Cedillo;  oscuro personaje que aprovechó el poder para realizar grandes operaciones financieras a su favor convirtiéndose en “prospero” empresario constructor de carreteras, vías del ferrocarril  y otras. Almazán intentó provocar una gran rebelión contra le gobierno constitucional pero fracasó en el intento. Hay documentos desclasificados que demuestran que Almazán era uno de los donantes extranjeros del partido Nazi de Alemania; con lo cual pagó los favores que le hizo el nazismo al apoyar su candidatura  a la presidencia de México.

La historia registra que en el campo de la cultura los nazis tuvieron relación directa con personajes como José Vasconcelos quien nunca negó su admiración por Hitler. Una de las referencias es la revistaTimón la cual empezó a circular el 22 de febrero de 1940 patrocinada por la legación Alemana y dirigida por el propio Vasconcelos.

4.2.3. Los grupos fascistas en la actualidad.

El fascismo fue derrotado pero su ideología que proclama la existencia de élites de la ultraderecha que se autoasigna  la función predeterminada  para ocupar el puesto de control y mando en la sociedad  le da un sólido  sustento legitimador al gran capital y a la minoría que detenta la riqueza en cada país. Esto explica que surgieran esos grupos en México y que hoy en pleno siglo XXI se consolide el poder de grupos similares de orientación fascista muy vinculados a los grupos oscurantistas de la iglesia católica.

El Yunque.  El Yunque se define asímismo como una  organización política- religiosa cuya función es establecer el reino de Dios en la tierra. Surgió en la ciudad de Puebla apoyado por el Arzobispo Don Octaviano Márquez y Toriz y por el prominente empresario Abelardo Sánchez Guriérrez. Los semilleros de la organización fueron los Colegios de Oriente( jesuita) y Benavente (Lasallista); luego se instalan en la Universidad Lassalle de la ciudad de México y en la UNAM. Después de extendieron al Bajío y a Monterrey; y después a varios países de América Latina y Europa.

La primera evidencia documental de la existencia del Yunque  – sostiene Alvaro Delgado en su meticuloso estudio de la ultraderecha ( Delgado)-   se registró el 7 de abril de 1975 en Hermosillo Sonora por la policía  política  del gobierno de esa entidad. De esa fecha a la actualidad, sobre todo con el ascenso del PAN al poder  el Yunque se ha extendido a todo el país imponiendo sus directrices políticas a un buen número de diputados federales, gobernadores, presidentes municipales, senadores y funcionarios públicos de todos los niveles que pertenecen a esa organización.

Asociados al Yunque surgieron otras organizaciones como Desarrollo Humano Integral y Acción ciudadana (DIHAC) cuyo primer congreso se realizó en el lujoso Hotel María Isabel de la Ciudad de México; de ese congreso formaron parte algunos políticos hoy encumbrados al poder como Luis Felipe Bravo Mena, Jaime Aviña Zepeda, Miguel Guevara, Ignacio Huesca, Fernando Guzman, José Luis Luege Tamargo, Alberto Diosdado, Alfredo Sandoval Gonzalez, Jorge Espina Reyes, Emilio González Márquez, Elías Villegas y otros ( Paredes, 2009: 31).

Dependiente del Yunque se formo la Asociación Nacional  Cívica Femenina  (Ancifem); la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH); Coordinadora ciudadana; y de triste memoria uno de los grupos más violentos el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación ( MURO) fundado en 1961 como derivación del Frente Universitario Anticomunista (FUA); así mismo se formó la llamada Guardia Unificadora Latinoamericana( GUIA); todos ellos como grupos de choque del Yunque. Además hay otros grupos profascistas que no dependen del Yunque como los Tecos de la Universidad autónoma de Guadalajara. El Pentatlón Deportivo Militarizado Universitario (PDMU)

Las corporaciones de la iglesia actúan en coincidencia con los objetivos sociales y políticos del fascismo y no pocas veces en complicidad con sus atrocidades y crímenes; entre ellas figuran en México La Acción Católica y la Unión Nacional de Padres de Familia, las cuales todavía tienen sus expresiones; así como  las Congregaciones Marianas, la Liga de la Decencia, la Unión Social del Empresario, y los Caballeros de Colón.

Respecto de las complicidades del alto clero con los crímenes del fascismo es conocida  la participación del cardenal Eugenio María Giuseppe  Giovanni Pacelli quien gobernó  el Vaticano desde 1939 hasta 1952, bajo el nombre de Papa Pío XII y firmó  un concordato con Hitler y Mussolini negándose  a condenar sus bestiales crímenes contra la humanidad, y consecuentemente mantuvo la boca cerrada ante el genocidio de seis millones de judíos. Al respecto en una carta del presidente Truman a Pacelli  después de concluida la segunda guerra mundial textualmente  se lee:

“…Nadie creerá jamás que usted ignorase el complot de Hitler y sus nazis estaban preparando contra nosotros. El propio biógrafo católico dice que Ud., durante esos años, era ” el hombre informado del Reich”.

Después de la firma del Concordato por Ud. y por Von Papen y de hacer aspersiones con agua bendita a Hitler dándole la “impresión” de que resucitaba, Von Papen, que logró escapar de Nüremberg, se jactaba en la siguiente forma: “el tercer Reich es el primer poder que no solamente reconoce sino que pone en práctica los altos principios del papado..”.[3]

Prueba más fehaciente de la complicidad de la iglesia católica con el fascismo no podría existir.

4.2.4. La Crisis Representantes – representados en México.

Nadie desconoce que el poder en manos del Partido (de) Acción Nacional ha llegado a un estado de deslegitimación casi total; se habla hoy de un estado fallido al que le ha sido arrebatado hablando en términos de Weber, el monopolio de la violencia legítima por el narcotráfico. Un estado sin reconocimiento, ni credibilidad en la sociedad; un estado alejado y ubicado en el polo opuesto de los representados.

Un estado encabezado por un presidente ilegítimo por la forma fraudulenta en la que llegó al poder; pero que no ha sido capaz de revertir esa idea que original y justamente se formó el pueblo, sino al contrario se profundiza cada vez más, pues nadie olvida que prometió no subir los impuestos, eliminar la tenencia vehicular, favorecer a la pequeña y mediana empresa, elevar los salarios y ha hecho todo lo contrario; con lo cual se aleja cada vez más de sus representados. La crisis de legitimidad es la más grande de los presidentes posteriores a la Revolución Mexicana.

4.2.5. Medidas de control e invasión de la vida privada que allanan el camino al  fascismo.

4.2.5.1.  La militarización del país. Es clara y evidente la intención de utilizar la supuesta guerra contra el narcotráfico para consolidar la militarización del país; y aprovechar para suprimir las garantías individuales a través del establecimiento de cientos o quizá miles de retenes, verdaderos puestos de violación de las garantías constitucionales de libre circulación ( Art. 11 constitucional) y de no ser molestado en sus bienes y pertenencias salvo con orden judicial; todas ellas letra muerta a causa del famoso combate al narcotráfico. El artículo 11 protege el derecho al libre tránsito y señala que “todo hombre (sic) tiene derecho para… viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes”. El artículo 16 indica que“nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”. Otro elemento que prueba este proceso de militarización es el elevado presupuesto que se asigna año con año a las fuerzas armadas y a las corporaciones de la seguridad en el país.

4.2.5.2. Allanar domicilios sin orden de cateo. Otra de las acciones que se orientan a afianzar el proceso de fascistización del país es la reforma al sistema judicial en la que se modifica el párrafo 10 del artículo 16 Constitucional para eliminar que las órdenes de cateo sean por escrito, debido a que el denominado juez de control podrá recibirlas y otorgarlas de forma oral. La modificación incluye la autorización a la policía para que pueda allanar domicilios sin la orden judicial necesaria.

4.2.5.3. La Cédula de Identidad Ciudadana. Todos los regimenes fascistas contaron en su momento con un instrumento de identificación personalísimo de cada ciudadano; porque su política se asienta en la vigilancia de cada persona, así como en la violación de su vida privada. Calderón pretende imponer esta medida de la cédula de identidad ciudadana la cual contendría hasta con la identidad biométrica de cada ciudadano. Primero establecieron el Registro nacional de Vehículos; después obligaron al registro de los datos privados a través del registro de los celulares y ahora la cédula de identidad ciudadana.

Resumen final.

La izquierda de nuestro país, tanto la que actúa a través de partidos políticos con registro o sin él; como la que no tiene partido político pero pertenece a grupos de presión de diversas orientaciones no puede dejar de reconocer el problema del proceso de fascistización en el que México ha entrado desde hace algunos años, el cual avanza y se profundiza cada vez más.

Como lo hemos examinado en base a la teoría sobre el fascismo, se cumplen todas las previsiones para considerar que este proceso está en marcha y en la etapa aún de poder revertirlo a condición de que sea ala izquierda como la parte más consciente, la que funcione como promotora de una estrategia de formación de conciencia y acciones que conduzcan al aislamiento de las fuerzas que están interesadas en establecer el fascismo en nuestra patria.

Debemos dejar claro que no por no mencionarlo, o no por no reconocerlo o incluso negarlo el problema deja de existir. Al contrario, son como lo hemos analizado, razones objetivas las que se establecen como premisas para el desarrollo del fascismo y en México se están presentando objetivamente. Debemos dejar claro también que para las verdaderas fuerzas de izquierda la crisis económica, política y social a la que nos enfrentamos solo tiene dos salida: La salida capitalista que conduce inevitablemente al fascismo y la salida popular y anticapitalista a través de la conformación de un bloque social distinto al que gobierna actualmente encabezado por la clase trabajadora. No hay terceras vías ni posiciones  a medias en esta disyuntiva.

La alternativa anticapitalista a la crisis  no solo es una aspiración legítima de la izquierda mexicana; sino la única posible frente a la  oscura perspectiva del fascismo.
Biliografía:

Carsten Francis. 1971. La Ascención del Fascismo; ed. Enlace, España.
Dimitrov Jorge. 1976. Escritos Sobre el Fascismo; ed. Akal; Madrid.
1986  Against Fascism and War; ed. International Publishers.
Poulantzas Nicos, 1990.  Fascismo y dictadura; ed. Siglo XXI, México.
Mendoza Pichardo Gabriel “ La Banca comercial  y la Banca de Inversión en México; tesis de maestría, DEP  FE UNAM , 1993.

Anuncios
  1. #1 por JennyLo el agosto 21, 2012 - 5:03 am

    Excelente aportación… Gracias por compartir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: